La meditación consiste en tomarse el tiempo necesario para estar contigo mismo, es el momento para establecer contacto con tu respiración, para re-establecer tu propio ritmo, para conectar con tu interior.

No es extraño que cada vez sean más las personas que introduzcan la meditación en su día a día puesto que ayuda a despejar nuestra mente, a concentrar la energía, a despejar el subconsciente y a permanecer en el aquí y ahora. Podemos definirlo como la oportunidad para crear la calma dentro de uno mismo. Sin embargo, la meditación requiere de práctica constante y a través de ella la mente se irá volviendo más pura y transparente a la vez que nuestra espiritualidad crecerá.

En una sociedad como la que vivimos actualmente es normal que nos vayamos abstrayendo cada vez más de nosotros mismos y prestemos mucha atención a las cosas mundanas y terrenales por eso en este plano buscamos la pureza del espíritu, la felicidad y la paz verdadera para que nos vaya guiando poco a poco hacia el interior de nosotros mismos.

Ahora bien, ¿cuándo es el mejor momento para meditar? En realidad cualquier momento es bueno, hay personas que les gusta hacerlo a primera hora de la mañana para comenzar el día con energía y a otros a última hora para prepararse para un sueño profundo y crear energía para el día siguiente. Sin embargo, en cualquiera de los momentos que queramos meditar, siempre es necesario un espacio tranquilo y una actitud positiva hacia la búsqueda dentro de nuestro ser.

¿Y durante cuánto tiempo? Cada meditación es distinta y abarca diversos aspectos de la mente y cuerpo por lo que el tiempo varía dependiendo de la técnica por lo que podemos hacer una meditación de 3 minutos o incluso de más de dos horas.
La meditación debe verse siempre como un momento especial con el que poder conectar con nuestros mismos y donde la calma y la concentración son indispensables.

Es importante ir siempre de forma progresiva y con un tiempo que sea cómodo para esas primeras ocasiones. Por eso en nuestras clases de yoga todas las personas son bien recibidas y nos adaptamos a cada necesidad, limitaciones y a la práctica de cada alumno. Yo seré tu instructor hacia esta disciplina que engloba tanto el cuerpo como la mente y que te aportará energía, valor, paciencia, pureza, autocontrol y un mayor conocimiento de ti además de una mayor flexibilidad y fuerza que tendrá consecuencias muy positivas no sólo en tu salud sino también en tu seguridad y en la forma de afrontar la vida de una forma más calmada y feliz.

Cierra los ojos, tranquiliza tu menta, silencia tus pensamientos.

Te esperamos en nuestros espacios de Citta Yoga de Cantabria para contemplar la esencia de la meditación además de un ejercicio adecuado, respiración, relajación, concentración e introspección.