¿Qué es el Hatha Yoga y cuáles son sus beneficios?

Te invitamos a conocer una beneficiosa práctica para tu salud física y mental

¿Qué es el Hatha Yoga?

Uno de los métodos de yoga más conocidos a nivel mundial. Se reconoce por la práctica de asanas o posturas corporales. Dentro de esta corriente, la transición entre una postura y la siguiente, se hace de manera suave y armoniosa.

Ejercitamos y predisponemos el cuerpo físico, para el ejercicio mental de la meditación. Mantenemos el control de la respiración en la transición de los las distintas asanas.

Los métodos establecidos activan por resonancia distintos centros energéticos, situados a lo largo de nuestra columna vertebral. La lentitud de movimientos, en combinación con su fase estática y la lenta respiración, (dirigida y consciente), son la pauta. De esa forma obtenemos muchos beneficios a nivel mental, físico y espiritual.

Energía vital

La energía vital o bioenergía, habitualmente difusa, se estabiliza por la purificación del circuito pránico, en el canal central, el Sushumna, localizado a través de toda la médula espinal.

A través de este primordial nadi o conducto pránico surgirá la unión de Shakti y Shiva, ubicados en la base de la columna vertebral y la parte superior de la cabeza respectivamente.

Evolución espiritual

Empezar el camino de la evolución espiritual desde la base, lo físico, pasando por lo energético hasta los niveles más elevados de la expresión de la existencia.

Entre la mente y el cuerpo se produce la acción, entre la mente y el alma se generan los pensamientos, entre el alma y el cuerpo surgen las emociones.

+

Emociones en armonía

El Hatha Yoga hace que los pensamientos, las emociones y las acciones, entren en armonía.

En el Hatha Yoga se dice que la unión, el Yoga, entre la Madre Divina Shakti, “la energía, la fuerza cósmica” con la morada Divina Shiva, será el trabajo del Hatha yogui o yoguini.

¿Qué beneficios se logran a través del Hatha Yoga?

  1. Una mayor fortaleza y tonificación muscular en todo el cuerpo
  2. Una mejor circulación sanguínea
  3. Incremento de la flexibilidad; los músculos, más fuertes y tonificados, contribuyen a rejuvenecer el organismo a través del correcto estiramiento integral
  4. Mayor resistencia, gracias al incremento de la capacidad de trabajo de los músculos
  5. Más energía, gracias a la mejora del funcionamiento glandular y el poder de la relajación, que nos calman y refrescan
  6. Mejora postural paulatina. Se van equilibrando el tono y la flexibilidad muscular, a través del estiramiento correcto de los mismos
  7. Aumenta tu capacidad de concentración, que se extiende y estabiliza gracias la práctica consciente
  8. Contribuye a la estabilidad emocional gracias al contacto con el yo interno, que ayuda a mantener la mente lejos de alteraciones y ofrece una mayor perspectiva global de la vida
  9. Facilita el auto-reconocimiento, a través del desarrollo de las pautas de comprensión, del funcionamiento del propio cuerpo y mente, mediante la observación y la respiración
  10. Aumenta el estado de paz interior, como resultado de los estados de relajación, tolerancia y consciencia del yo
  11. Desarrollo holístico del tándem mente/cuerpo, a través de la revelación progresiva de los potenciales individuales y fortaleciendo la autoestima
No tardarás en experimentar los otros beneficios del Hatha Yoga a nivel espiritual, como la sabiduría que resulta de la persistencia y desarrollo del conocimiento.

Lo que nos conduce más fácilmente a la expresión de la libertad en todas las facetas de nuestra vida diaria. Una mayor integración con la armonía y la calma, fruto de la exploración corporal y la conexión de nuestras distintas capas mentales, físicas y emocionales.

Hay que destacar, que el Yoga es una de los seis darshanas o versiones de los Vedas, cualquiera de ellos expresa la misma realidad desde una perspectiva diferente.

La influencia del Sâmkhya y del Vedanta, otros dos darshanas, están presentes en el Hatha Yoga.

La tradición y enseñanzas del Hatha Yoga provienen del movimiento tántrico.

Los maestros del tantrismo fueron conocedores de lo que hoy en día es la física cuántica, donde se nos dice que todo está interconectado y que la idea de Yo soy una identidad física separada es una ilusión.

El tantrismo aspira a crear un cuerpo transubstanciado al que llamaron “diamantino” o “divino” un cuerpo no solo hecho de materia física sino de sustancia inmortal de Luz.

Un vehículo, el cuerpo físico, condenado a caer presa de la enfermedad y la muerte. Lo consideraron la morada de la Divinidad para alcanzar la perfección.

La tradición hindú asocia la creación del Hatha Yoga con Goraksha Nâtha y su maestro Matsyendra Nâtha. Sin embargo, el propio Shiva es considerado la fuente del linaje e invocado con el nombre de Âdinâtha o el Señor primordial.

Como tratados de gran relevancia y un compendio sobre el Hatha Yoga se encuentran:

 

  • Hatha Pradîpikâ del maestro Svâtmârama S XV se describe los cuatro pasos hacia el propósito, Âsanas, Prânâyâma, Mudras y Samadhi.
  • Gheranda Samhitâ del maestro Chanda Kapali S XVII se describe los siete pasos hacia el propósito, Purificación, Fortalecimiento, Estabilidad, Compostura, Liviandad, Realización y Aislamiento.
  • Goraksha Shataka del maestro Goraksha Natha S X, se describe los seis pasos para el propósito, Âsanas, Prânâyâma, Pratyâhârâ, Dhârana, Dhyana y Samadhi.
  • Shiva Samhitâ “Los himnos de Shiva” S XVII, S XVIII.

“El cuerpo es la morada de Dios, oh Diosa, la psique es el Dios Shiva. Hay que abandonar los despojos de la ofrenda de la ignorancia, hay que venerar con el pensamiento yo soy El”

Fuentes extraídas de lecturas de Georg Feuerstein y Alicia Souto